¿Es mi apellido alsaciano?

Tanto en Facebook como en los comentarios de este blog algunos lectores realizan esta pregunta, que es muy válida de acuerdo a la particular historia de nuestra Alsacia.
La historia alsaciana navega cruzando de un lado al otro del Rin, siendo el territorio influenciado por el Sacro Imperio Romano Germánico, que sin embargo dio estatuto de Ciudades Libres a las diez poblaciones alsacianas que conformaron la Decápolis, una suerte de federación independiente entre los dos grandes potencias de la época, el Imperio alemán y el Reino de Francia.
Por semejanza idiomática y una fuerte inmigración helvética, siempre hubo un sentimiento pro suizo; en tiempos de la Revolución Industrial, ya con Alsacia en Francia, los técnicos “franceses” de Alsacia se formaban en las universidades de la vecina Suiza.
Alemanes, franceses o suizos? Y aún rusos, como en el caso de Argentina donde muchas familias de alemanes del Volga, que llegaron con pasaporte ruso, eran en realidad alsacianos que Catalina II instó a emigrar. Cien años después esas familias emprendían el camino a Sudamérica habiendo olvidado, muchas veces, su ancestral Alsacia.
A muchos descendientes de alsacianos ha de haberle pasado lo mismo que a quien esto escribe: una abuela o abuelo nos contó de pequeños que sus abuelos venían de un país llamado Alsacia (que no existía en ningún mapa escolar!) y que eran suizos alemanes que hablaban francés… una síntesis que luego de años de investigación logra entenderse, atravesando ese largo puente de silencio de nuestros ancestros, que tan poco contaban de sí mismos.
Y así era: los tatarabuelos nacidos franceses y hablando francés que llegaron a Argentina siendo políticamente alemanes, pero descendientes de suizos de cantones católicos alemanes (Zug y Lucerna en mi caso), de los que conformaron la burguesía alsaciana de muchas ciudades.
Por eso puede haber muchas dudas ante apellidos que estaban en un pasaporte que jamás dice Alsacia, y suenan alemanes o muy franceses pero que en realidad son alsacianos o de sus regiones circundantes, porque también hubo mucha movilidad interna antes de saltar el Atlántico, sea en departamentos franceses o cantones suizos.

Apellidos consultados que aparecen en Alsacia

Nuestros lectores consultan y hacemos aquí un recuento de lo que encontramos:

Elsasser: significa alsaciano en alemán. Se encuentra difundido en el Alto Rin y Bajo Rin, escrito también Elsässer.
Jeltsch: el apellido y sus variantes Jelsch, Ielsch, Ieltsch están presentes en el Alto Rin y en el Territorio de Belfort.
Letcher: aparece en el Bajo Rin y con muchas variantes, principalmente en Stotzheim.
Niss: bastante extendido en el Alto Rin y Bajo Rin.
Sigwald: distribuido en varias poblaciones del Bajo Rin, principalmente en Muttersholtz.
Simminger: unos pocos en Scherwiller y Berg, en el Bajo Rin.
Verrier: presente en el Alto Rin y el Bajo Rin, encontrado en ciudades principales como Estrasburgo y Mulhouse.

Apellidos alsacianos en Entre Ríos

Un lector nos aporta una serie de apellidos encontrados en la provincia argentina de Entre Ríos:
Berger
Brun
Burkard
Dirié (Dambach, Bajo Rin)
Grauss
Reibel
Risser
Schmitzer
Spraul