Adelantos para 2016, mucho que decir, gracias por estar

Ha sido un año de ausencia del blog. Pero aún sin escritura metódica, abundan los lectores. Gracias a todos los que se acercan a leer y un agradecimiento adicional a quienes escriben para consultar.
Entre todos estamos visibilizando una existencia nacional hacia fuera y hacia dentro: al mundo diciéndole que los alsacianos existen. A los alsacianos de Alsacia, que en el resto del mundo, sus hijos no han desaparecido. Apenas han cambiado de nombre o de lengua, pero no de sangre.

Durante este año, trataremos algunos temas siempre girando sobre nuestra invisibilidad. Y la idea de que ya es hora de reconocernos y hacer valer nuestra identidad. Y nuestra identidad es ser hijos o nietos de Alsacia.

Así que, como adelanto, algunos temas que desarrollaremos de aquí en más, para decir a quien no sepa, qué es ser alsaciano, cómo es venir de esa tierra, y que se siente el reencuentro.

– Premios Nobel alsacianos: que los hay y muchos, camuflados en otras nacionalidades, pero muy alsacianos a la hora de reconocerlos.
– Unos pícaros científicos franceses dan su nombre a una enfermedad autoinmune, y, como no, se olvidan del tercer colaborador, que es alsaciano… otro “olvido” casual y van…
– Ricas y famosas: dos actrices hollywoodenses, provenientes de familias millonarias, nietas de alsacianos. Diferentes, pero producto de una Alsacia centenaria.
– De Alsacia a la Casa Blanca: dos presidentes estadounidenses con parientes alsacianos.
– Empresas y marcas alsacianas: el mundo empresarial reconoce grandes marcas nacidas en Alsacia.
– Una tierra única: Alsacia, el único país del mundo donde un hombre es resucitado, más adelante muere y… es resucitado por segunda vez.
– Historias y leyendas alsacianas, santos alsacianos, el nacimiento de la actual Navidad en Alsacia, y otras historias que deberíamos volver a contar a nuestros hijos.
– Alsacianos famosos: artistas, sabios, políticos, emprendedores, personajes destacados de los que nunca nos dijeron que en realidad, eran alsacianos.

Y nuevas secciones:
– Aprenderemos alsaciano con lecciones en texto y audiovisuales para reaprender nuestro idioma
– Música y literatura alsacianas. Y humor alsaciano! casi una firma de nuestra identidad 😉
– A través de la historia, conoceremos los privilegios ganados por las ciudades alsacianas, sus desdichas por guerras, invasiones o epidemias, los vaivenes políticos entre Francia y Alemania, y algunos porqué de la permanente emigración.

Trataremos de establecer una base de datos de apellidos alsacianos. Gracias a los aportes de lectores y a nuestro acceso a los archivos departamentales del Alto Rin y del Bajo Rin, y aún de departamentos loreneses, trazaremos algunas genealogías para descubrir que son decenas de miles los descendientes de las diferentes oleadas de emigrantes alsacianos.

Nuevamente GRACIAS! a nuestros lectores, y ojalá nos ayuden difundiendo este material entre sus conocidos que sospechan, creen, sienten o intuyen ser alsacianos.