Deportistas alsacianos en los juegos olímpicos 2016

En la edición 2016 de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro participan deportistas alsacianos dentro de la delegación francesa.
Nacidos en Alsacia:
Céline Distel-Bonnet, atletismo
Brigitte Ntiamoah, atletismo
Amel Bouderra, básquetbol
Thierry Omeyer, hándbol
Cynthia Vescan, lucha libre
Vincent Anstett, esgrima
Charlotte Lembach, esgrima
Pierre-Hugues Herbert, tenis
Perrine Clauzel, ciclismo de montaña
Maxime Marotte, ciclismo de montaña
Viviendo en Alsacia:
Benjamín Compaoré, atletismo
Yannick Agnel, natación
Fantine Lesaffre, natación
Romain Blary, waterpolo

celine-distel-bonnet
Céline Distel-Bonnet (Atletismo, relevos 4x100m femenino)
Nacida el 25 de mayo de 1987 en Estrasburgo, especialista en pruebas de velocidad, es la subcampeona de Europa de relevos 4x100m en 2010 y 2014. Representa al club Pays de Colmar Athlétisme. Su presentación en los juegos será el día jueves 18 de agosto de 2016.
Facebook
brigitte-ntiamoah
Brigitte Ntiamoah (Atletismo, relevos 4x400m femenino)
Nacida el 5 de marzo de 1994 en Mulhouse, es la actual subcampeona de Europa en relevos 4x100m con un tiempo de 3:25.96. Representa al club Entente Grand Mulhouse Athle. Su presentación en los juegos será el día viernes 19 de agosto de 2016.
Facebook
amel-bouderra
Amel Bouderra (Básquetbol femenino)
Nacida el 26 de marzo de 1989 en Mulhouse, juega como base en la selección femenina de basquetbol de Francia. Su club es el Flammes Carolo Basket Ardennes de Charleville.
Francia perdió con Australia 89-71, le ganó a Belarús 73-72 y a Turquía 55-39. Aún debe jugar el jueves 11 de agosto con Brasil y finaliza su presentación en el grupo A contra Japón el sábado 13 de agosto de 2016.
Facebook
thierry-omeyer
Thierry Omeyer (Hándbol masculino)
Nacido el 2 de noviembre de 1976 en Mulhouse, es considerado el mejor portero de hándbol de todos los tiempos. Con la selección de Francia ha sido medalla de Oro en los juegos olímpicos de Beijing 2008 y Londres 2012. Comenzó su carrera en 1985, a los 9 años en el Cernay-Wattwiller y debutó profesionalmente en 1994 en el Sélestat Alsace HB. Actualmente juega en el Paris Saint-Germain HB. La selección de Francia juega en el grupo A y ya derrotó a Catar 35-20 y Túnez 25-23. Sus partidos restantes son frente a Argentina el jueves 11 de agosto, Croacia el sábado 13 de agosto y Dinamarca el lunes 15 de agosto de 2016.
Twitter
cynthia-vescan
Cynthia Vescan (Lucha libre 75 kg femenino)
Nacida el 7 de febrero de 1992 en Estrasburgo, es la única luchadora de Francia clasificada en los juegos de 2012 y en los actuales. Su presentación en los juegos será el día jueves 18 de agosto de 2016.
Twitter
vincent-anstett
Vincent Anstett (Esgrima. Sable individual masculino)
Nacido el 26 de julio de 1982 en Estrasburgo, participó como suplente en los juegos de Beijing de 2008 y recibió diploma olímpico mientras que sus compañeros de equipo titulares recibían la medalla de oro. Ha ganado 4 campeonatos de Francia y un campeonato mundial, y dos veces fue subcampeón de Europa. En Río 2016 llegó a cuartos de final en sable individual masculino.
Twitter
charlotte-lembach
Charlotte Lembach (Esgrima. Sable individual y por equipos femenino)
Nacida el 1 de abril de 1988 en Estrasburgo, es 4 veces subcampeona de Europa y una vez subcampeona mundial de esgrima, representa al Strasbourg Université Club. En Río 2016 quedó entre las 16 mejores esgrimistas en sable individual femenino y el sábado 13 de agosto enfrentará a Italia en sable por equipos femenino.
TwitterFacebook
pierre-hugues-herbert
Pierre-Hugues Herbert (Tenis)
Nacido el 18 de marzo de 1991 en Schiltigheim (en alsaciano Schìllige o Schelige), en el Bajo Rin, es tenista profesional desde 2010. Su ranking individual ATP es en el puesto 79 y en dobles está en el tercer puesto del ranking habiendo ganado 8 títulos. Sin embargo, en Río 2016 Francia fue eliminada por Colombia en dobles masculino en la primera ronda y Herbert jugará dobles mixto frente a Italia el jueves 11 de agosto de 2016.
TwitterFacebook
perrine-clauzel
Perrine Clauzel (Ciclismo de montaña. Cross-country femenino)
Nacida el 5 de abril de 1994 en Colmar, es una ciclista de cross-country que en 2015 logró el campeonato de Francia y el de Europa de su especialidad. Su presentación en los juegos será el día sábado 20 de agosto de 2016.
Facebook
maxime-marotte
Maxime Marotte (Ciclismo de montaña. Cross-country masculino)
Nacido el 5 de diciembre de 1986 en Mulhouse, es campeón del mundo de relevos por equipos en cross-country en 2011 y 2014. Su presentación en los juegos será el día domingo 21 de agosto de 2016.
TwitterFacebook
benjamin-compaore
Benjamín Compaoré (Atletismo, triple salto masculino)
Nacido en Bar-le-Duc, Lorena, el 5 de agosto de 1987, de padre de Burkina Fasso y madre lorenesa, representa al club Strasbourg Agglomération Athlétisme de Estrasburgo. Su presentación en los juegos será el día lunes 15 de agosto de 2016.
TwitterFacebookInstagram

Yannick Agnel (Natación 200m libres masculino)
De Nimes, departamento de Gard, representa al club Mulhouse Olympic Natation. Terminó en el puesto 19 y su tiempo fue de 1:47.35

Fantine Lesaffre (Natación)
De Roubaix, departamento de Nord, representa al club Mulhouse Olympic Natation. Terminó en el puesto 23 en los 400 m combinado individual femenino en 4:44.47 y en la posición 30 en los 200 m combinado individual femenino con un tiempo de 2:15.71.

Romain Blary (Waterpolo)
Puntero central de la selección francesa de waterpolo, juega en el Team Strasbourg. Nació el 20 de octubre de 1985 en Ruffec, departamento de Charente, y desde 2004 integra el equipo francés. En waterpolo Francia ha perdido con Estados Unidos 6-3, Italia 11-8, Montenegro 7-4 y resta jugar con España en viernes 12 de agosto y Croacia el domingo 14 de agosto de 2016.
TwitterFacebook

Adelantos para 2016, mucho que decir, gracias por estar

Ha sido un año de ausencia del blog. Pero aún sin escritura metódica, abundan los lectores. Gracias a todos los que se acercan a leer y un agradecimiento adicional a quienes escriben para consultar.
Entre todos estamos visibilizando una existencia nacional hacia fuera y hacia dentro: al mundo diciéndole que los alsacianos existen. A los alsacianos de Alsacia, que en el resto del mundo, sus hijos no han desaparecido. Apenas han cambiado de nombre o de lengua, pero no de sangre.

Durante este año, trataremos algunos temas siempre girando sobre nuestra invisibilidad. Y la idea de que ya es hora de reconocernos y hacer valer nuestra identidad. Y nuestra identidad es ser hijos o nietos de Alsacia.

Así que, como adelanto, algunos temas que desarrollaremos de aquí en más, para decir a quien no sepa, qué es ser alsaciano, cómo es venir de esa tierra, y que se siente el reencuentro.

– Premios Nobel alsacianos: que los hay y muchos, camuflados en otras nacionalidades, pero muy alsacianos a la hora de reconocerlos.
– Unos pícaros científicos franceses dan su nombre a una enfermedad autoinmune, y, como no, se olvidan del tercer colaborador, que es alsaciano… otro “olvido” casual y van…
– Ricas y famosas: dos actrices hollywoodenses, provenientes de familias millonarias, nietas de alsacianos. Diferentes, pero producto de una Alsacia centenaria.
– De Alsacia a la Casa Blanca: dos presidentes estadounidenses con parientes alsacianos.
– Empresas y marcas alsacianas: el mundo empresarial reconoce grandes marcas nacidas en Alsacia.
– Una tierra única: Alsacia, el único país del mundo donde un hombre es resucitado, más adelante muere y… es resucitado por segunda vez.
– Historias y leyendas alsacianas, santos alsacianos, el nacimiento de la actual Navidad en Alsacia, y otras historias que deberíamos volver a contar a nuestros hijos.
– Alsacianos famosos: artistas, sabios, políticos, emprendedores, personajes destacados de los que nunca nos dijeron que en realidad, eran alsacianos.

Y nuevas secciones:
– Aprenderemos alsaciano con lecciones en texto y audiovisuales para reaprender nuestro idioma
– Música y literatura alsacianas. Y humor alsaciano! casi una firma de nuestra identidad 😉
– A través de la historia, conoceremos los privilegios ganados por las ciudades alsacianas, sus desdichas por guerras, invasiones o epidemias, los vaivenes políticos entre Francia y Alemania, y algunos porqué de la permanente emigración.

Trataremos de establecer una base de datos de apellidos alsacianos. Gracias a los aportes de lectores y a nuestro acceso a los archivos departamentales del Alto Rin y del Bajo Rin, y aún de departamentos loreneses, trazaremos algunas genealogías para descubrir que son decenas de miles los descendientes de las diferentes oleadas de emigrantes alsacianos.

Nuevamente GRACIAS! a nuestros lectores, y ojalá nos ayuden difundiendo este material entre sus conocidos que sospechan, creen, sienten o intuyen ser alsacianos.

La diáspora alsaciana

Alsacia es a la vez una tierra privilegiada y desgraciada geográficamente, como toda zona de paso estratégico entre potencias. Innumerables guerras así lo testifican, el cambio de manos políticas también, la gente lo ha sufrido y muchos han debido abandonar el país. Casi que es una característica alsaciana el emigrar, no solamente por las penurias de la guerra, sino también las de la paz: sigue siendo el territorio más pequeño de Francia y el más poblado.
Después de la Guerra de los Treinta Años, Alsacia perdió un porcentaje importante de sus habitantes, fue repoblada por inmigrantes que le dieron la fisonomía que encontramos los que estamos en América: nuestros abuelos se identificaban, 250 años después, como suizos alemanes.

Guerra de los Treinta Años

Guerra de los Treinta Años


Es fácil verlo en el árbol genealógico: desde fines del 1800 comienzan a mezclarse apellidos españoles, italianos y portugueses, misturados a este lado del mar; más atrás, se descubre que algunos apellidos alsacianos (Bihler) se mezclaban con suizos de los cantones alemanes (Rüttemann), más atrás, alemanes (Freiburguer), antes que ellos, gentes de ducados, condados y reinos desaparecidos (Baverey), y aún más atrás, en la bruma medieval, apellidos fosilizados (Romenez), solo vistos en antiguos documentos, y nombres en latín.
Aunque siempre hubo movilidad de alsacianos por las regiones circundantes, sean de Francia, Suiza o Alemania, en lo que podríamos llamar una migración interna, es interesante poder identificar a grupos organizados que se desplazaban a un mismo lugar.
En el siglo XVIII hubo grupos de alsacianos acoplados a alemanes y otras etnias germánicas que poblaron, por ejemplo, tierras en Andalucía. No ha de haber sido un gran número, pero aún se encuentran descendientes. Curiosamente, este grupo fue primeramente destinado a la Patagonia, pero se considero que ante la invasión de este territorio despoblado por parte de alguna potencia, los alemanes no defenderían España. Descartado ese destino, llegaron a La Carlota, fundada para ellos en 1767.
A partir de 1763 comienza la colonización alemana de las orillas del Volga, los llamados Russlanddeutsche, “alemanes de Rusia” o como se conocen en Argentina, alemanes del Volga, que son la mayoría de alemanes, unos 2.500.000 sobre algo más de 3.000.000 de germanoargentinos. Entre aquellos Wolgadeutsche había un importante contingente de alsacianos, y luego de su partida de tierras rusas, es probable que aparecieran en Argentina, identificados no por sus recuerdos, sino por apellidos abundantes en Alsacia más que en Alemania.
Por estas épocas, había también un camino inverso al de centurias anteriores: alsacianos emigrando a Alemania o Suiza.
La familia del comerciante Joseph Anton Barxell, de Constanza, en una pintura de Wendelin Mosbrugger de 1813 o 1816, "Die familie Barxell in Konstanz"

La familia del comerciante Joseph Anton Barxell, de Constanza, en una pintura de Wendelin Mosbrugger de 1813 o 1816, “Die familie Barxell in Konstanz”


Hubo otros contingentes de emigrantes, por cuestiones religiosas, también el el siglo XVIII. Un grupo de alsacianos, otra vez mezclado o unido a suizos y alemanes protestantes, emigró a Estados Unidos. Ya se imaginarán que hablo de los tan particulares Amish, y ha de haber también descendientes de alsacianos en otros grupos menonitas emigrados en aquella oleada. Después de 1815 hubo grupos enteramente alsacianos asentados en Ohio, Illinois y en Canadá, en Ontario. En 1873 hubo otra doble emigración amish alsaciana: hacia el este, algunas familias fueron a Lemberg, la actual Lviv ucraniana, y otras a Kansas y Dakota del Sur en Estados Unidos.
Amish alsacianos

Amish alsacianos


Ya por esta época en que Alsacia es Territorio Imperial de Alemania, en 1872 se le da la opción a medio millón de alsacianos a la ciudadanía francesa. Muchos de aquellos optantes, son llevados a colonizar Argelia, aunque desde 1830 ya hay alsacianos con viñedos argelinos. Casi cien años después, otra vez estos alsacianos, llamados pied-noirs, deben emigrar. Francia les ofrece poblar otro territorio colonial, ellos eligen un valle en Río Negro, Argentina.
Pied-noirs de Alsacia

Pied-noirs de Alsacia


En aquellas épocas de la Alsacia alemana es cuando comienza a escribirse nuestra propia historia de descendientes de alsacianos: unos van a Estados Unidos, hubo unos cientos en un contingente a México, y otros que eligieron Brasil, Uruguay y Argentina. Y aún hubo desplazamientos: de Brasil a Uruguay y viceversa, y de Brasil y Uruguay a Argentina. En la provincia de Córdoba habita el mayor número de germanoargentinos: 500.000, y tal vez se encuentra allí la mayor proporción de alsacianos y suizos del país. Es curioso leer documentación de la época, dos hermanos llegan al puerto de Buenos Aires, uno es francés, el otro alemán. Se casan, tienen hijos o mueren y su nacionalidad cambia de un documento a otro. Alsacia se mantiene. Algunos son llamados a la otra punta del mundo: sus hermanos o primos de Norteamérica los llaman. O sus parientes reclaman el regreso a l’Alsace.
La diáspora no tiene fin.

Sabías que…? Misceláneas de Alsacia

Cuando las historias oficiales se empeñan en invisibilizar señas particulares de un pueblo o integrar una cultura a una entidad política hegemónica, por suerte surgen las defensas en forma de saberes populares. Está claro que desde las historias, ciencias y culturas oficiales se minimizan este tipo de manifestaciones, pero no pueden destruirlas. Por eso hoy podemos contar con una gran cantidad de dichos y hechos populares que en general se atribuyen a Francia, Alemania o algúna otra entidad política europea, cuando en realidad pertenecen a ese país que no existe ni en los mapas ni en los despachos oficiales, pero está muy vivo en la tierra, la gente y los hijos de los que emigraron de nuestra Alsacia.
He aquí una serie de datos invisibilizados que todo alsaciano orgulloso debe reconocer.

Sabías que… Alemania debe su nombre y el de su idioma a Alsacia? Los alamanes eran la tribu germánica que se estableció en la actual Alsacia, y formaban una confederación de tribus asentadas en gran parte de las actuales Francia y Alemania. El nombre de Alamannia fue transmitido a varias lenguas modernas, como el árabe (ألمانيا), catalán (Alemanya), galés (Yr Almaen), córnico (Almayn), francés (Allemagne), gallego (Alemaña), portugués (Alemanha), castellano (Alemania), y turco (Almanya), frente a los derivados del latino Germania. Sin embargo, no hay alamanes en Alemania, sus descendientes, hablantes de alemánico, más bien se pudieran encontrar en Alsacia y Suiza.

Alamania

Mapa de Alamannia. Al oeste Alsacia (Alsatia), al sur, Suiza (Retia)


Sabías que… Francia católica existe gracias a Alsacia? Los orígenes políticos de la actual Francia se inician en la expansión de los francos sobre los territorios galos de Roma. El rey franco Hlodowig (Clovis, Clodoveo, Luis, Ludwig, Ludovico) se enfrentó a los alamanes en la batalla de Tolbiac (Schlacht vo Zülpich en alsaciano) en el año 496 d.c. Sin ayuda de sus aliados, se dice que ante el temor de una derrota pensó en huir, y en su desesperación pidió al dios de su esposa Hlōdihildi: “Dieu de Clotilde, viens à mon secours” (así lo cuentan los franceses). Asesinado en la batalla el jefe de las tropas alamanas, éstas comenzaron a retroceder y fueron derrotadas.
Como consecuencia, Dr Fränkischi Chönig Chlodwig (el rey franco Clodoveo, en alsaciano) se hizo con el control sobre el curso superior del Rin, unificó las tribus francas y se convirtió al catolicismo, siendo bautizado él y sus tropas por San Remy. Tal vez no hablaríamos hoy de los franceses ni de los católicos si en Tolbiac los antiguos alsacianos hubieran ganado la batalla.

Sabías que… a los bebés no los trae una cigüeña desde París? A los niños no hay que mentirles. La verdad es que en París no hay cigüeñas, éstas traen a los recién nacidos desde Strossburi (Estrasburgo). Las cigüeñas abundan en Alsacia, tanto que es considerada el ave nacional, y en Francia se les cuenta a los niños que cuando van a tener un hermanito, su mamá tiene que esperar a una cigüeña que lo traerá desde Strasbourg (capital de Alsace).

Cigüeñas de Alsacia

Cigüeñas de Alsacia


Sabías que… los bebés nacen de un repollo? Como en Alsacia las cigüeñas anidan en los tejados, nadie se cree que carguen bebés desde Strossburi. Por eso a los niños alsacianos (y de Argentina) se les cuenta que nacen de un repollo o col. Lo cierto es que este cuento viene porque hay grandes plantaciones de col en Alsacia. Y con estas coles, se hace chucrut, que en alsaciano se dice sürkrüt y significa “col agria”. De allí pasó al alemán sauerkraut y al francés choucroute. Por supuesto, Alemania es un país rico y famoso y se puede apropiar de tradiciones gastronómicas y hacerlas propias. Pero el chucrut no es alemán, es alsaciano.
Repollo de Alsacia

Repollo de Alsacia


Sabías que… tampoco el pretzel es alemán? El bradchdal (en alsaciano del Alto Rin) es otro símbolo nacional de nuestra Alsacia. En el medieval Pays de Hanau (uno de los países alsacianos) en el Bajo Rin fue creado en 1477 el bredchdel o brezel, por un panadero ansioso de libertad. Este bäcker (si alguno de ustedes es Becker o Beck, ya saben entonces que significa este apellido) fue encarcelado en un pueblo de Hanau (Ingwiller, Bouxwiller y Uttwiller se disputan el hecho) y condenado por el señor del castillo local como castigo a una hornada que salió mal (se horneaba un par de veces por mes, no más), o un hurto según otra versión. Se le dio la tramposa esperanza de olvidar la ofensa si podía elaborar en menos de tres días un pan “a través del cual brillara tres veces el sol”. Como buen alsaciano, se quedó cruzado de brazos (los de este lado del mar nos permitimos a veces reirnos de nosotros mismos). Seguramente se vio a sí mismo como modelo (sí que era alsacianísimo este hombre) y se dio idea para doblar una cinta de masa que formara tres agujeros. Y ya está, de Alsacia para el mundo, el bretzel “alemán”.
Venta de brezel en Alsacia

Venta de brezel en Alsacia


Sabías que… en Alsacia crece el árbol de Navidad? Bueno, en realidad es donde se origina el árbol de Navidad. La tradición se estableció alrededor del siglo XVI según un testimonio encontrado en Schlettstàdt (Sélestat en francés), pero ya antes en Alsacia se tenía la costumbre de colgar ramas de abetos en las casas. También, en el atrio de algunas iglesias, se colocaba un arbolito con manzanas rojas que conmemoraba la caída de Adán y Eva, así el culto pagano a los árboles anterior al cristianismo, practicado por los celtas, primitivos habitantes de Alsacia, se fusionó a su manera con el árbol del Paraíso. Ahora sí hay motivos para adornar el arbolito junto a nuestros hijos y contarles una buena razón para ello: nosotros fuimos los primeros en hacerlo en nuestra vieja y lejana tierra.
Primera mención del Sapin de Noël en 1521

Primera mención del Sapin de Noël en 1521


Sabías que… el alsaciano y el ídish se entienden entre sí? Un hablante de elsassisch (alsaciano) y un ditsch (alemán en alsaciano) probablemente no se entiendan entre sí, como le ocurriría a un ashkenazí o “judío alemán” que habla yiddisch y un parlante del culto alemán estándar (Hochdeutsche). Pero un alsaciano le entendería al que habla ídish, ambos idiomas son variantes de alto alemán. El judeoalemán nace en la Baja Lorena, Renania y alrededores, tierras donde campearon las confederaciones de alamanes y tribus afines. En Alsacia se habla el dialecto más occidental del ídish, el jéddischdaitsch. Una de las cunas del ídish es la ciudad alemana de Tréveris, que en francés se llama Trèves y en alsaciano Dreyfus. Y aquí vamos al próximo tema.

Sabías que… el affaire Dreyfus fue un drama alsaciano? Al “Caso Dreyfus”, ampliamente conocido, se lo ha tratado históricamente como un episodio antijudío, cuando en realidad todo se trataba de Alsacia. A finales de 1894, el capitán del Ejército Francés Alfred Dreyfus, un ingeniero politécnico nacido en Mulhouse en una familia rica propietaria de industrias textiles, fue acusado de haber entregado a los alemanes documentos secretos. En realidad el traidor fue el Comandante Ferdinand Walsin Esterhazy, pero desconfiaron de Dreyfus por ser de carácter frío y cerrado e incluso altivo, y por su “curiosidad”, es decir, por su carácter típicamente alsaciano. Enjuiciado por un tribunal militar, fue condenado a prisión y desterrado a la Isla del Diablo, en la Guayana francesa, por el delito de alta traición. En Francia este hecho dividió al país entre dreyfusards y antidreyfusards. Entre los primeros estaban su hermano Mathieu Dreyfus, el Teniente Coronel Georges Picquart de Estrasburgo, el vicepresidente del Senado francés, Auguste Scheurer-Kestner, un protestante nacido en Mulhouse y el último representante de Alsacia al parlamento francés, militares que se batieron a duelo por su honor, como los capitanes alsacianos Meyer y Crémieu-Foa, el pionero del socialismo Lucien Herr, de Altkirch. Otros participantes del affaire fueron el Teniente Coronel Jean Sandherr de Mulhouse, el juez Louis Loew de Estrasburgo, el Ministro de Guerra Émile Zurlinden de Colmar. Alsacia en ese momento era parte del Imperio Alemán tras la anexión firmada en el Tratado de Fráncfort (Le traité de Francfort; Friede von Frankfurt) tras la guerra franco-alemana de 1870.

La degradación del capitán alsaciano Alfred Dreyfus

La degradación del capitán alsaciano Alfred Dreyfus


Sabías que… estas escritoras son nietas de alsacianos? Sí, como nosotros. En Argentina las cuentistas Samanta Schweblin y Liliana Heker, y la modelo Tini de Boucourt, autora del libro “Mujeres felices”.

Sabías que… Barack Obama es descendiente de alsacianos? Pues hasta allí llega la sangre alsaciana y lo comentaremos en detalle en un posteo futuro, al estilo de Aunque Ud. no lo crea…

Para terminar, el extraño caso de Las Carlotas

En Andalucía, en la provincia de Córdoba existe La Carlota (11.488 habitantes en 2005)
En Argentina, en la provincia de Córdoba existe La Carlota (12.537 habitantes en 2010)
Hermanadas desde 1993, estas ciudades tienen además otra conexión: inmigrantes alsacianos.
La Carlota andaluza fue fundada en 1767 por el rey Carlos III para colonizar algunas zonas despobladas del valle del Guadalquivir y Sierra Morena. Allí llegaron unos 1600 colonos católicos de Alemania, Flandes y Alsacia.
El 12 de abril de 1797, el rey Carlos IV de España otorgó la Real Cédula que elevó la población de la Punta del Sauce a la categoría de Villa Real de La Carlota, nombrada así en honor al monarca. A fines del siglo XIX el sureste de Córdoba recibió oleadas de italianos y un número menor pero significativo de alemanes, franceses y suizos. Camuflados en ese lote venían muchos alsacianos, entre ellos, los ancestros de quien esto escribe, que tuvieron campo y un comercio en La Carlota.
Queda por investigar si el Jorge R. Ross que da nombre al principal club de fútbol carlotense, la Asociación Española Jorge Ross, era del Levante o del sur español o alsaciano, ya que hay más Ross en el Bajo Rin que en Castilla y Andalucía.

¿Es mi apellido alsaciano?

Tanto en Facebook como en los comentarios de este blog algunos lectores realizan esta pregunta, que es muy válida de acuerdo a la particular historia de nuestra Alsacia.
La historia alsaciana navega cruzando de un lado al otro del Rin, siendo el territorio influenciado por el Sacro Imperio Romano Germánico, que sin embargo dio estatuto de Ciudades Libres a las diez poblaciones alsacianas que conformaron la Decápolis, una suerte de federación independiente entre los dos grandes potencias de la época, el Imperio alemán y el Reino de Francia.
Por semejanza idiomática y una fuerte inmigración helvética, siempre hubo un sentimiento pro suizo; en tiempos de la Revolución Industrial, ya con Alsacia en Francia, los técnicos “franceses” de Alsacia se formaban en las universidades de la vecina Suiza.
Alemanes, franceses o suizos? Y aún rusos, como en el caso de Argentina donde muchas familias de alemanes del Volga, que llegaron con pasaporte ruso, eran en realidad alsacianos que Catalina II instó a emigrar. Cien años después esas familias emprendían el camino a Sudamérica habiendo olvidado, muchas veces, su ancestral Alsacia.
A muchos descendientes de alsacianos ha de haberle pasado lo mismo que a quien esto escribe: una abuela o abuelo nos contó de pequeños que sus abuelos venían de un país llamado Alsacia (que no existía en ningún mapa escolar!) y que eran suizos alemanes que hablaban francés… una síntesis que luego de años de investigación logra entenderse, atravesando ese largo puente de silencio de nuestros ancestros, que tan poco contaban de sí mismos.
Y así era: los tatarabuelos nacidos franceses y hablando francés que llegaron a Argentina siendo políticamente alemanes, pero descendientes de suizos de cantones católicos alemanes (Zug y Lucerna en mi caso), de los que conformaron la burguesía alsaciana de muchas ciudades.
Por eso puede haber muchas dudas ante apellidos que estaban en un pasaporte que jamás dice Alsacia, y suenan alemanes o muy franceses pero que en realidad son alsacianos o de sus regiones circundantes, porque también hubo mucha movilidad interna antes de saltar el Atlántico, sea en departamentos franceses o cantones suizos.

Apellidos consultados que aparecen en Alsacia

Nuestros lectores consultan y hacemos aquí un recuento de lo que encontramos:

Elsasser: significa alsaciano en alemán. Se encuentra difundido en el Alto Rin y Bajo Rin, escrito también Elsässer.
Jeltsch: el apellido y sus variantes Jelsch, Ielsch, Ieltsch están presentes en el Alto Rin y en el Territorio de Belfort.
Letcher: aparece en el Bajo Rin y con muchas variantes, principalmente en Stotzheim.
Niss: bastante extendido en el Alto Rin y Bajo Rin.
Sigwald: distribuido en varias poblaciones del Bajo Rin, principalmente en Muttersholtz.
Simminger: unos pocos en Scherwiller y Berg, en el Bajo Rin.
Verrier: presente en el Alto Rin y el Bajo Rin, encontrado en ciudades principales como Estrasburgo y Mulhouse.

Apellidos alsacianos en Entre Ríos

Un lector nos aporta una serie de apellidos encontrados en la provincia argentina de Entre Ríos:
Berger
Brun
Burkard
Dirié (Dambach, Bajo Rin)
Grauss
Reibel
Risser
Schmitzer
Spraul

Apellidos alsacianos

Tarjeta postal de niña alsaciana

Tarjeta postal de niña alsaciana


Salü! Bienvenidos a este blog que trata sobre la inmigración alsaciana a Argentina y Sudamérica.
Trataremos sobre la historia de los alsacianos inmigrantes a través de la búsqueda de sus apellidos y unir así a sus descendientes con nuestra Alsacia.
Son alsacianos aquellos que llegaron de los actuales departamentos franceses de Haut-Rhin y Bas-Rhin, pero también aquellos que antes de llegar a Argentina habían sido migrantes internos y nacieron o se casaron en Lorena, Suiza o algún otro departamento francés cercano a Alsacia.
También son alsacianos aunque al llegar su pasaporte dijera francés o alemán y hablaran alguna de esas lenguas, pero aquí trataremos de revitalizar el elsassisch, el dialecto alsaciano.
Aportaremos recursos genealógicos, lingüísticos, históricos y geográficos para acercarnos a la tierra de donde emigraron nuestros ancestros.
Mujeres alsacianas con traje típico

Mujeres alsacianas con traje típico

Lista de emigrantes de Alto Rin a Buenos Aires

Los Archives départementales du Haut-Rhin contienen un listado de emigrantes del Alto Rin a América entre 1800 y 1870. De esta lista hemos seleccionado los apellidos de los emigrantes a Buenos Aires que poseían un pasaporte en regla y partieron entre 1837 y 1870.
Pasaporte del Imperio Francés
Aquí solo se publicarán los apellidos de los emigrantes, pero en la mayoría de los casos se cuenta con otros datos como nombre completo, edad, profesión, lugar de nacimiento o domicilio de origen, personas que lo acompañan, lugar de emisión del pasaporte, destino, partida y observaciones.
Quien necesite ampliar información sobre algún apellido puede dejar un comentario.
Posteriormente publicaremos los apellidos de emigrantes a “La Plata”, a Santa Fe en la “República de La Plata”, y a Montevideo.

A
Adam – André – Aubly
B
Baldeck – Bender – Bilandre (Balandras) – Bletscher – Bontemps – Braendlin
C
Cladel – Cuisinier – Courtot
D
Dieudonné
E
Ehrsam – Evaly
G
Grass – Gribling – Gruenenwalt – Grunenwald – Guerney
H
Herrgott
J
Jeltsch – Jacques
K
Kranck
L
Laurent
M
Meny – Moeglin (Meglin)
O
Oriez
P
Pfendler – Pletscher
R
Roux
S
Schaub – Schrouffeneger – Stoessel
T
Tourdot – Tschaen
W
Witz – Wilhelm – Wirth
Z
Zimmermann

Barxell

Los Barxell estudiados por el autor de este blog son originarios de Turckheim, descendientes de Jacques (Jakob) Barxell.
Es un apellido extendido y con antigüedad en Alsacia.
Jacques Barxell nace en Turckheim, departamento de Alto Rin el 23 de julio de 1817. Durante su vida, a diferencia de sus antepasados, se desplazó bastante por la región.
El 2 de noviembre de 1841 Jakob se casa con Anne Marie Brenner en Turckheim, y en septiembre de 1845 en Le Val-d’Ajol, en el departamento de Vosgos, en Lorena, nace Antoine, el hijo que emigrará a Argentina.
En 1849 lo encontramos en otra localidad de los Vosgos, Rupt-sur-Moselle, donde muere otro de sus hijos, Jean Joseph, nacido en 1847 en Le Val-d’Ajol.
La última localidad donde se lo encuentra en es Thann, en el Alto Rin, donde nacen sus nietos, y donde él fallece el 4 de febrero de 1872.
Es el último Barxell alsaciano de esta rama, su hijo Antoine y su hija Marie emigrarán a Argentina donde arriban a Buenos Aires en el barco Río Negro el 2 de mayo de 1889.
Es un grupo de 13 alsacianos: Antoine Barxell, su mujer, sus cuatro hijos y los tres hijos de su mujer, su hermana Marie, su marido y sus dos pequeñas hijas.
Van a colonizar el sur de Córdoba, donde los hermanos se separan, Marie se cree que va a Coronel Baigorria, Achiras -donde tiene un hijo argentino- y luego a La Carlota, donde fallece en 1921.
Antoine se desplaza por Sampacho, Río Cuarto y Reducción. Se ha encontrado algún descendiente de Antoine, dos mujeres residentes en Río Cuarto y contaban que podría haber muerto él o alguno de sus hijos en Canals (Se trata de Alberto Barxell, su hijo mayor, nacido en Alsacia en 1872 y fallecido en Buenos Aires, siendo sepultado en Canals).
Se conoce que una de sus hijas, Marie Antoniette se casó con un suizo en Río Cuarto en 1891 y falleció en Las Varillas en 1940.
En Argentina el apellido se ha escrito de forma variada.
Barxelles: al ingresar a Argentina en 1889
Barxll: en el Censo argentino de 1895
Barcsell o Bargsell: en diferentes actas parroquiales
Bargsell o Bargesell: en documentos de Alsacia

Los nombres de los Barxell

Jacques Barxell (entre 1817 y 1871) Nace en Turckheim.
Jakob Barxell (1872, Alsacia ocupada por Alemania, sus documentos están en alemán) Muere en Thann.
Santiago Barxell (así aparece en el acta de defunción de su hija Marie, en La Carlota).
Antoine Barxell (1845 – 1889) Nace en Le Val-d’Ajol, departamento Vosgos, región de Lorena.
Antonio Barxell (desde 1889) Muere en el sur de Córdoba.
Albert Barxell (1872 – 1889)
Alberto Barxell (desde 1889) Muere en Buenos Aires, sepultado en Canals.
Antoniette Marie Barxell (1874 – 1889) Nace en Bitschwiller-lès-Thann.
María Antonia Barxell (1889 – 1940) Fallece en Las Varillas.
Josephine Barxell (1878)
Elisabeth Barxell (1880)
Marie Barxell (1852 – 1889)
María Cristina Barxell (1889 – 1921) Muere en La Carlota.

Acta de nacimiento de Jacques Barxell

Acta de nacimiento de Jacques Barxell